Cookies son necesarias para disfrutar de todas las funcionalidades de esta página web. Después de la actualización de la página aparecerá un diálogo de gestión de cookies.

Esta página web utiliza cookies por razones de funcionalidad, confort y estadística. En cualquier momento puede cambiar esta configuración haciendo clic en “Cambiar configuración". Si acepta el uso de cookies, por favor haga clic en "sí, estoy de acuerdo". Nuestra política de privacidad

Bosch, Vodafone y Huawei permiten que los coches inteligentes se comuniquen entre ellos

 
 
 

Personas de contacto


Lorenzo Jiménez
Teléfono +34 91 3279 226

 

25/01/2018 | España | Noticias corporativas

  • Éxito en los ensayos: “Cellular-V2X” mejora los sistemas de asistencia al conductor, que ya no solo alertan al conductor, sino que también le proporcionan activamente asistencia.
  • Por primera vez en Europa, Bosch, Vodafone y Huawei ponen a prueba el “Cellular-V2X”.
  • En tiempo real: la comunicación entre coches hace que la conducción sea más tranquila, eficiente y segura.

Stuttgart, Alemania – Es viernes por la tarde y el tráfico de la autopista A9, cerca de Múnich, está congestionado. La conducción requiere de la máxima concentración. Hay vehículos realizando constantemente peligrosos cambios de carril, obligando a otros conductores a frenar bruscamente – esta situación caracterizada por tráfico lento y estrés es causa de numerosos accidentes. La telefonía móvil inteligente puede aliviar algunos de estos problemas y ayudar a prevenir que algunas situaciones de conducción potencialmente peligrosas se transformen en críticas. Conocida como “Cellular-V2X”, la tecnología permite que un coche se pueda comunicar con otros vehículos y con su entorno a través de la telefonía móvil. Desde febrero de 2017, Bosch, Vodafone y Huawei han estado realizando pruebas de esta nueva tecnología punta - las primeras empresas en hacerlo en Europa. La autopista A9 en Baviera es el lugar escogido para los ensayos con los primeros módulos 5G. Por primera vez, las empresas están demostrando que sistemas de asistencia al conductor, como el control de crucero adaptativo, ACC, también se benefician al instante del intercambio directo de información entre vehículos. Hasta ahora, el “Cellular-V2X” se ha utilizado como un sistema de alerta en tiempo real al cambiar de carril en la autopista o cuando el automóvil precedente frena bruscamente. El ACC no solo avisa al conductor, sino que también puede acelerar y frenar automáticamente. De este modo, el nuevo sistema de telefonía móvil prepara el camino para la conducción automatizada. Lograr el objetivo de un tráfico completamente conectado, implicará enseñar a los vehículos cómo comunicarse entre sí e intercambiar datos directamente. La comunicación entre vehículos proporciona información sobre lo que está sucediendo en cruces que no son visibles para el conductor, en cambios de rasante o en puntos ciegos de la autopista.

Ver más allá del alcance de los sensores

El control de crucero adaptativo, ACC, mantiene la velocidad seleccionada por el conductor y, gracias a un sensor de radar, también mantiene la distancia de seguridad preestablecida respecto al vehículo precedente. El ACC detecta un coche que se cruza bruscamente por delante, tan pronto como éste entra en el rango de detección del sensor de radar. Cuando los automóviles se comunican directamente y en tiempo real usando el “Cellular-V2X”, es posible detectar este tipo de conductas con mayor antelación. A través de la telefonía móvil, los coches conectados pueden transmitir directamente información, tal como su posición y velocidad, a todos los vehículos dentro de un radio de más de 300 metros. Además, pueden hacerlo sin necesidad de canales intermediarios a través de las estaciones base, lo que evita dilaciones. Como resultado, un vehículo reconoce el comportamiento de los conductores de su alrededor. Por ejemplo, si un coche se cruza bruscamente delante de otro, el ACC sabe lo que va a pasar incluso antes que el conductor o el propio sensor de radar. El automóvil, entonces, ajusta automáticamente su velocidad antes, para dejar hueco al vehículo que está adelantando. Una vez que se ha restablecido la distancia de seguridad respecto del vehículo precedente, el ACC acelera hasta la velocidad preestablecida. Incluso en un atasco, esta función permite que la conducción sea relajada para los conductores, a la vez que evita aceleraciones y frenadas bruscas. En general, el tráfico se vuelve más tranquilo y más eficiente.

Para más información:

Bosch en España

En España, el Grupo Bosch cuenta con más de 8.700 empleados y tiene unos 20 emplazamientos. Bosch está presente en España desde el año 1908. Todas las áreas empresariales están representadas: Mobility Solutions, Industrial Technology, Consumer Goods, y Energy and Building Technology.

Facebook: www.facebook.com/BoschEspana

Twitter: www.twitter.com/BoschEspana

Grupo Bosch

El Grupo Bosch es un proveedor líder mundial de tecnología y servicios. Emplea aproximadamente a 402.000 personas en todo el mundo (al 31 de diciembre de 2017. La compañía generó, en 2017, unas ventas de 78.100 millones de euros. Sus operaciones se agrupan en cuatro áreas empresariales: Mobility Solutions, Industrial Technology, Consumer Goods, y Energy and Building Technology. Como empresa líder del IoT, Bosch ofrece soluciones innovadoras para smart homes, smart cities, movilidad conectada e Industria 4.0. Utiliza su experiencia en tecnología de sensores, software y servicios, así como su propia nube IoT, para ofrecer a sus clientes soluciones conectadas transversales a través de una sola fuente. El objetivo estratégico del Grupo Bosch es ofrecer innovaciones para una vida conectada. Bosch mejora la calidad de vida en todo el mundo con productos y servicios innovadores, que generan entusiasmo. En resumen, Bosch crea una tecnología que es "Innovación para tu vida". El Grupo Bosch está integrado por Robert Bosch GmbH y sus aproximadamente 440 filiales y empresas regionales en unos 60 países. Incluyendo los socios comerciales y de servicio, la red mundial de fabricación, ingeniería y ventas de Bosch cubre casi todos los países del mundo. La base para el crecimiento futuro de la compañía es su fuerza innovadora. Bosch emplea en todo el mundo a unas 64.500 personas en investigación y desarrollo repartidas entre 125 emplazamientos.

La empresa fue fundada en Stuttgart en 1886 por Robert Bosch (1861–1942) como taller de mecánica de precisión y electrotecnia “Werkstätte für Feinmechanik und Elektrotechnik”. La estructura societaria de Robert Bosch GmbH asegura la independencia financiera y la autonomía empresarial del Grupo Bosch. Esta estructura permite a la empresa planificar a largo plazo e invertir lo necesario para asegurar su futuro. El 92 por ciento de la sociedad Robert Bosch GmbH pertenece a la fundación de utilidad pública Robert Bosch Stiftung. La mayoría de los derechos de voto corresponden a Robert Bosch Industrietreuhand KG, la sociedad que se encarga de ejercer las funciones empresariales del grupo. Las demás participaciones se encuentran en manos de la familia Bosch y de Robert Bosch GmbH.

Para más información visite las siguientes páginas web:

www.bosch.com

www.iot.bosch.com

www.bosch-press.com

twitter.com/BoschPresse