Prijeđi na glavni sadržaj
Bosch en España
Historia de la empresa

Globalización desde 1990

Análisis de la producción a tiempo real.

El telón de acero desapareció, Asia proporcionó nuevos mercados y el software abrió nuevas oportunidades para Bosch. Las tres últimas décadas han aportado un rápido cambio económico, al que la empresa ha tenido que enfrentarse.

Dibujo de una barrera que se abre, simbolizando la apertura de Europa del Este.

El fin del Pacto de Varsovia y la apertura de Europa del Este

La desaparición del telón de acero también trajo consigo una nueva era para Bosch. Hacia 1994, tenía empresas de su propiedad en 13 países del antiguo bloque del Este. Bosch continuó abriendo plantas de producción en Jihlava y en České Budějovice (República Checa), en Wrocław (Polonia), Miskolc y Hatvan (Hungría), y Engels y Samara (Federación Rusa). La cuota de mercado generada fuera de Alemania creció del 51 % en 1990, a cerca del 72 % en 2000.

IFA Trabant 601 en el taller de Bosch Car Service de Brandeburgo (1992). El Trabant era el vehículo de pasajeros estándar de la Alemania del Este socialista hasta 1989, de modo que la tecnología de comprobación de Bosch debía adaptarse para trabajar con este popular modelo de vehículo.
IFA Trabant 601 en el taller de Bosch Car Service de Brandeburgo (1992). El Trabant era el vehículo de pasajeros estándar de la Alemania del Este socialista hasta 1989, de modo que la tecnología de comprobación de Bosch debía adaptarse para trabajar con este popular modelo de vehículo.
Una de las plantas más importantes de la organización regional húngara, que se había fundado en 1991, es Hatvan, en donde se fabrican productos para sistemas electrónicos de automóviles, por ejemplo sensores (1998).
Una de las plantas más importantes de la organización regional húngara, que se había fundado en 1991, es Hatvan, en donde se fabrican productos para sistemas electrónicos de automóviles, por ejemplo sensores (1998).
/

Aprovechando oportunidades: nuevas perspectivas en Asia

En la India, Japón y los países del sudeste asiático, o Bosch estaba presente desde hacía tiempo o estaba a punto de poner un pie en los mercados emergentes. Pero fue la apertura paulatina del mercado chino la que mayor interés estratégico tenía. Hasta 1994, la única presencia de Bosch en China había sido a través de la oficina de licencias y representantes de Pekín, creada en 1989. Después de eso, Bosch también había podido establecerse en este mercado como fabricante regional.

Valla publicitaria de herramientas eléctricas profesionales para la industria de la construcción en las calles de Shanghái (1996).
Valla publicitaria de herramientas eléctricas profesionales para la industria de la construcción en las calles de Shanghái (1996).
Valla publicitaria en el centro de Shanghái. Las bujías son uno de los primeros productos de Bosch fabricados en China. (1998)
Valla publicitaria en el centro de Shanghái. Las bujías son uno de los primeros productos de Bosch fabricados en China. (1998)
/
Sensores micromecánicos
Un ácaro sobre un sensor micromecánico (MEMS) para indicar su tamaño (1995)

Dispositivos de minimonitorización

Durante la década de 1990, Bosch desarrolló sensores micromecánicos para su uso en automoción, los cuales funcionan como órganos sensoriales que miden la aceleración, la rotación, la presión y el sonido. Transmiten información a las unidades de control electrónico, permitiéndoles saber exactamente cuándo accionar por ejemplo un airbag en un accidente. En 2005, Bosch también comenzó a fabricar sensores para productos electrónicos de consumo, como smartphones o vídeoconsolas. Los MEMS más pequeños tienen solo 1,5 milímetros de ancho. Un equipo de investigación de Bosch inventó el proceso de "grabado con plasma" para fabricar estas piezas en miniatura. Bosch ha producido alrededor de 15.000 millones de MEMS desde 1995 y ahora es el líder del mercado, fabricando alrededor de 4 millones de unidades cada día.

Foto: Un ácaro en un sensor micromecánico (MEMS) para indicar la escala (1995)

Dibujo de una bombilla con un coche dentro.

De ESP a ACC: gran enfoque en las innovaciones

El programa electrónico de estabilidad ESP®, lanzado en 1995, fue un hito tecnológico. Evita que los vehículos patinen. El mismo año, Bosch presentó su sistema de navegación TravelPilot con guía de rutas y salida de voz. En 1997, el sistema de inyección diésel de alta presión Common Rail redujo el consumo de combustible, como también lo hizo la inyección directa de gasolina DI en 2000, mientras que los sistemas de asistencia al conductor, como el Control de Crucero Adaptativo (ACC) y el sistema de visión nocturna Night Vision, mejoraron la seguridad.

Después de cerca de una década de trabajo de desarrollo, el primer sistema de navegación de Bosch, llamado TravelPilot, se lanzó al mercado en 1989. La guía de la ruta y la salida de voz se añadieron en 1995.
Después de cerca de una década de trabajo de desarrollo, el primer sistema de navegación de Bosch, llamado TravelPilot, se lanzó al mercado en 1989. La guía de la ruta y la salida de voz se añadieron en 1995.
Ensayos de ESP en el norte de Suecia (1995). El vehículo de prueba está siendo grabado desde un helicóptero para un programa de televisión.
Ensayos de ESP en el norte de Suecia (1995). El vehículo de prueba está siendo grabado desde un helicóptero para un programa de televisión.
Componentes del sistema de inyección diésel de alta presión Common Rail (1997). El combustible se almacena en el raíl a una presión máxima de 2.500 bares para la inyección.
Componentes del sistema de inyección diésel de alta presión Common Rail (1997). El combustible se almacena en el raíl a una presión máxima de 2.500 bares para la inyección.
/

La empresa experimenta cambios: nuevas áreas de negocio

Siguiendo la venta de la sección de telecomunicaciones, Bosch adquirió el especialista en tecnología industrial Mannesmann Rexroth en 2001. Esto fortaleció a la sección de tecnología industrial y equilibró la estructura de la empresa. Las partes restantes de la sección de telecomunicaciones formaron la división Bosch Security Systems. Bosch expandió su área Thermotechnology con la adquisición de Buderus AG en 2003. Bosch se desprendió de otros nuevos campos, como el área de energía solar, que había creado en 2008.

Comprobación visual de una oblea de 6 pulgadas en la planta de Reutlingen (1999). Hoy en día, se pueden obtener varios miles de microchips para circuitos integrados o sensores micromecánicos a partir de una única oblea.
Comprobación visual de una oblea de 6 pulgadas en la planta de Reutlingen (1999). Hoy en día, se pueden obtener varios miles de microchips para circuitos integrados o sensores micromecánicos a partir de una única oblea.
Fabricación de un calentador de gas Junkers para una calefacción doméstica. Bosch expandió su área Thermotechnology considerablemente con la adquisición de Buderus AG (2015).
Fabricación de un calentador de gas Junkers para una calefacción doméstica. Bosch expandió su área Thermotechnology considerablemente con la adquisición de Buderus AG (2015).
Tuneladoras con componentes hidráulicos de Bosch Rexroth se están utilizando para construir largos túneles de montaña (2015).
Tuneladoras con componentes hidráulicos de Bosch Rexroth se están utilizando para construir largos túneles de montaña (2015).
La Solar Decathlon House, desarrollada en colaboración con expertos de la Universidad Técnica de Darmstadt y Bosch, puede producir toda la energía que necesite. Ganó el prestigioso premio de EE. UU. "Solar Decathlon" en 2007.
La Solar Decathlon House, desarrollada en colaboración con expertos de la Universidad Técnica de Darmstadt y Bosch, puede producir toda la energía que necesite. Ganó el prestigioso premio de EE. UU. "Solar Decathlon" en 2007.
/
Dibujo de un hombre sobre una bicicleta subiendo una cuesta y una pantalla estilizada.

Atornillado, ciclismo, refrigeración y conducción inteligentes

Con el atornillador de batería IXO, que se convirtió asombrosamente rápido en la herramienta eléctrica más vendida del mundo, Bosch creó una nueva división en 2003 para dispositivos pequeños, ligeros con baterías de iones de litio. De modo que surgieron campos totalmente nuevos, como los motores de bicicletas eléctricas en 2011. Al mismo tiempo, Bosch expandió sus actividades tradicionales, por ejemplo con la compra de antiguas 'joint ventures' como ZF Lenksysteme y Bosch und Siemens Hausgeräte: lo que conformó la base esencial de futuros escenarios como electrodomésticos conectados y automóviles autónomos.

Las baterías de iones de litio hacen posible el diseño del manejable y muy compacto atornillador IXO, lanzado en 2003.
Las baterías de iones de litio hacen posible el diseño del manejable y muy compacto atornillador IXO, lanzado en 2003.
Producción de motores eléctricos para conducir vehículos eléctricos en la planta de Bosch de Hildesheim (2015). Esto constituye un pilar de la futura movilidad eléctrica junto con sistemas electrónicos de potencia, inversores y tecnología para la recuperación de energía.
Producción de motores eléctricos para conducir vehículos eléctricos en la planta de Bosch de Hildesheim (2015). Esto constituye un pilar de la futura movilidad eléctrica junto con sistemas electrónicos de potencia, inversores y tecnología para la recuperación de energía.
/
Conducción automatizada
Vehículo de prueba para conducción automatizada con una cámara de alta velocidad con rotación de 360 grados (2015)

Como por arte de magia

La conducción automatizada ya no se limita a la ciencia ficción. Bosch investiga, desarrolla y prueba esta tecnología en laboratorios, así como en la red de autopistas alemanas y de California. Ya en el año 2000, Bosch lanzó un radar de distancia. El sistema era entonces capaz de frenar automáticamente un automóvil hasta detenerlo y acelerarlo, a su vez, en atascos. Con el continuo desarrollo de la tecnología de sensores y el software será posible, paso a paso, conducir automáticamente en autopistas y, a largo plazo, también en el tráfico urbano.

Foto: Vehículo de pruebas para conducción automatizada con una cámara de alta velocidad giratoria de 360 grados (2015)

Nuevos territorios: el Internet of Things y la Inteligencia Artificial

El Internet of Things y los servicios abren muchas nuevas líneas de negocio para Bosch. Además de los productos tradicionales, esto incluye también software, nuevos modelos de negocio basados en internet, y la protección de datos. La empresa se ha marcado el objetivo de combinar estos cuatro campos a largo plazo. Esto lo cubre todo, desde la conducción automatizada, hasta las casas inteligentes y la comunicación autónoma entre la maquinaria de las fábricas.

Bosch está desarrollando software para facilitar a los conductores la carga de sus coches eléctricos y también para otorgar acceso a una de las redes de carga más grandes de Europa.
Bosch está desarrollando software para facilitar a los conductores la carga de sus coches eléctricos y también para otorgar acceso a una de las redes de carga más grandes de Europa.
Análisis de la producción a tiempo real. Los datos recopilados de este modo ayudan a lograr el entorno conectado en red de Industria 4.0, en donde las máquinas se pueden comunicar entre sí independientemente, lo que mejora los procesos de producción.
Análisis de la producción a tiempo real. Los datos recopilados de este modo ayudan a lograr el entorno conectado en red de Industria 4.0, en donde las máquinas se pueden comunicar entre sí independientemente, lo que mejora los procesos de producción.
El uso de la Inteligencia Artificial dará forma en el futuro a los productos y servicios de Bosch.
El uso de la Inteligencia Artificial dará forma en el futuro a los productos y servicios de Bosch.
Una contribución a la neutralidad en carbono: la localización de Bosch en Nashik, India, alberga la planta de energía solar más grande de este tipo en la industria automotriz india, 2020.
Una contribución a la neutralidad en carbono: la localización de Bosch en Nashik, India, alberga la planta de energía solar más grande de este tipo en la industria automotriz india, 2020.
Reconocible desde la distancia entre el denso tráfico de la autopista que va de Stuttgart a Múnich, cerca del aeropuerto de Stuttgart: el logotipo y el símbolo de Bosch iluminados por la noche. Cada una de las letras tiene una altura de ocho metros.
Reconocible desde la distancia entre el denso tráfico de la autopista que va de Stuttgart a Múnich, cerca del aeropuerto de Stuttgart: el logotipo y el símbolo de Bosch iluminados por la noche. Cada una de las letras tiene una altura de ocho metros.
/